Por un orgullo crítico y una mirada expandida

Por Jessica Marjane Durán Franco y Alba Pons Rabasa 

El 28 de junio de 1969, en un contexto de gran efervescencia política en EU, donde las luchas por los derechos civiles estaban intentando transformar una sociedad profundamente machista, racista y sexista, la policía neoyorquina llevó a cabo una redada en el bar Stonewall Inn. Si bien no era la primera, las repercusiones que tuvo la resistencia opuesta por las, los y les asistentes al establecimiento ha tenido eco hasta nuestros días. Hoy ese día de rebelión de “los otros” sexuales, se conmemora en muchos países occidentalizados con la Marcha del Orgullo LGTBI. De hecho, fue este evento en la latitud norte del mundo, que se interpretó como el inicio de la lucha gay.

Seguir leyendo aquí