Una por una, fuera-de-serie, singularmente personales, urgentes, estas obras son, más que libros, legados simbólicos, dones. Editadas, diseñadas según el pulso de cada artífice (concernido, por sobre todas las cosas, con el paso de esa lumbre que ha podido sentir, y que aún le abrasa), aquí lo intempestivo es la constante. Como en nuestras propias vidas –de las que jamás terminamos de ser los habitantes.

Conoce la colección